facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

El 100% de las cápsulas nespresso son reciclables

Sostenibilidad Argentina

La marca refuerza el compromiso con su programa local, promoviendo el reciclado de cápsulas entre sus Club Members y sumando un nuevo aliado en Argentina para seguir colaborando con el medio ambiente y contribuir con la sociedad. El 100% de las cápsulas Nespresso son reciclables. Por eso, a través de su iniciativa local, la marca propone reciclarlas para garantizar un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad.

Actualmente, Nespresso cuenta con más de 110 puntos de recolección de cápsulas en todo el país y contribuye en el proyecto de la Fundación Huerta Niño, cuya misión es mejorar la alimentación de los niños a través de la producción de cultivos saludables en escuelas de las zonas más desfavorecidas del país.

“Desde que pusimos en marcha nuestro Programa de Reciclaje en Argentina en el año 2014, detectamos una creciente comunidad de amantes del café, activa en el cuidado del medio ambiente, que nos impulsó a seguir poniendo todos nuestros esfuerzos en este programa. Gracias al compromiso de nuestros Club Members, registramos un crecimiento constante en el volumen de cápsulas recicladas; con esto proyectamos colaborar en más de 400 proyectos activos de la Fundación Huerta Niño”, comenta Romina Fontana, Marketing Manager de Nespresso Austral.

La Fundación Huerta Niño es una ONG con sede en Buenos Aires, que trabaja desde el año 1999 para aliviar la desnutrición y malnutrición infantil a través de la construcción de huertas orgánicas comunitarias en escuelas ubicadas en zonas aisladas de bajos recursos de la Argentina. Huerta Niño se encarga de capacitar a las comunidades en la construcción de la huerta con el objetivo inmediato de reforzar el comedor escolar de los niños, así como también enseñarles a producir su propio alimento.

Una huerta escolar se construye en un año y dura toda la vida. Por eso, Nespresso junto a la colaboración de sus Club Members se suma a esta iniciativa para poder ayudar a los niños y sus familias. Una vez que las cápsulas son recolectadas, se someten a un proceso de separación: el café es donado a la Fundación Huerta Niño para la elaboración de compost destinado a las huertas orgánicas. Ellos se encargan de distribuir el compost entre las escuelas que lo soliciten. A su vez, el aluminio se funde y se transforma en otros objetos, que salen a la venta, y los fondos obtenidos también son donados a emprendimientos sociales.

En el 2017 la cantidad de cápsulas recolectadas aumentó en un 46%. Durante los últimos dos años, la marca se concentró en ampliar el número de Recycling Points en todas las ciudades del país y en las principales zonas de concentración de Club Members. Actualmente, Nespresso tiene a disposición más de 110 puntos de recolección ubicados en sus Boutiques – Recoleta, Alto Palermo, Unicenter y Alcorta Shopping-; en los Pop Up Stores – en El Solar Shopping, Alto Avellaneda y Alto Rosario Shopping-; y en otros puntos estratégicos ubicados en las sucursales Andreani de todo el país y en los hoteles, restaurantes y servicios de catering clientes de la marca. Para facilitar el almacenamiento de las cápsulas, Nespresso tiene a disposición bolsas reciclables de sellado hermético que son entregadas de forma gratuita.

Esta iniciativa está enmarcada dentro del programa global de sustentabilidad The Positive Cup, que tiene como objetivo crear una taza de café con un impacto positivo en el medio ambiente. En Argentina, los esfuerzos están destinados especialmente a difundir este programa para que más personas puedan sumarse a reciclar sus cápsulas en todo el país, y así seguir colaborando con la Fundación Huerta Niño. A través de este programa, y con la ayuda de sus Club Members, Nespresso está en condiciones de reciclar el 100% de sus cápsulas en Argentina.

Suscribase Newsletter semanal packaging

Nuevos Productos

logo

|